El Teatro

El término teatro procede del griego theatrón, que puede traducirse como el
espacio o el sitio para la contemplación.
El teatro forma parte del grupo de las artes escénicas. Su desarrollo está
vinculado con actores que representan una historia ante una audiencia. Este arte,
por lo tanto, combina diversos elementos, como la gestualidad, el discurso, la
música, los sonidos y la escenografía.
Por otra parte, el concepto de teatro se utiliza para nombrar al género de la
literatura que abarca aquellos textos pensados para su representación en escena,
y también al edificio donde se representan las piezas teatrales.
Se considera que los orígenes del teatro deben buscarse en la evolución de los
rituales mágicos relacionados con la caza, al igual que las pinturas rupestres, o la
recolección agrícola que tras la introducción de la música y la danza, se
embocaron en auténticas ceremonias dramáticas donde se rendía culto a los
dioses y se expresaban los principios espirituales de la comunidad. Este carácter
de manifestación sagrada resulta un factor común a la aparición del teatro en
todas las civilizaciones.
Si bien cierta actividad teatral ya estaba presente en las ceremonias del hombre
primitivo para representar la caza de animales, no es hasta la Antigua Grecia que
los rudimentarios diálogos relacionados con el culto a Dionisos, se fueron
complicando hasta convertirse en textos dramáticos completos. Los griegos
convirtieron la representación teatral en un gran espectáculo.
En el Antiguo Egipto (a mediados del segundo milenio antes de Cristo), por
ejemplo, solían representarse dramas con la muerte y la resurrección en Osiris. Ya
por entonces se utilizaban disfraces y máscaras en las dramatizaciones.
A partir del Siglo XVI el teatro comenzó a alcanzar una gran popularidad en todo el
mundo, surgiendo carros ambulantes que ofrecían espectáculos teatrales y
anfiteatros creados con el mismo fin. En este período surgió el teatro nacional, que
intentaba mostrar valores y elementos populares realzando la importancia de lo
relativo a la patria. El español ocupa un lugar importante en este tipo de teatro y
en él destacan las figuras de Lope de Vega, Tirso de Molina y Calderón de la
Barca. También en Inglaterra y Francia el teatro popular cobra gran importancia
donde destacaron las obras de Shakespeare y de Corneille, Racine y Molière,
respectivamente.

De este modo, el teatro es una de las disciplinas artísticas que puede identificarse
con el tiempo en el que vive. Las obras teatrales responden al período en el que
fueron creadas y permiten conocer a fondo los aspectos sociales, culturales y
políticos que rodeaban la vida de su autor.
Cabe destacar que quienes escriben obras de teatro son conocidos como
dramaturgos, aunque la definición específica del término hace referencia al
escritor de dramas o de teatro dramático.
Los Tipos de Obras Teatrales son:
La tragedia
Etimológicamente, la palabra tragedia viene del griego tragos, que quiere decir
macho cabrío y de ode, que quiere decir canción o canto. Por lo tanto tragedia
significa canción del macho cabrío.
La comedia
La palabra comedia viene del griego come que significa aldea, y ode que significa
canto. Por lo tanto comedia significa canto de aldea.
El Drama
Drama es toda representación teatral que plantea la tristezas y alegrías de la vida
a través de lo trágico o lo cómico, y que puede tener un final infausto o feliz,
dependiendo de la acciones o de la intención del autor.
Elementos Esenciales del Teatro
El Texto
El texto es la parte literaria del teatro: es el guion que contiene todas las acciones
y la descripción de los personajes que los actores van a desarrollar a lo largo de la
representación teatral.
Los Actores
Los actores y las actrices son los seres reales que hacen posible la ilusión teatral.
Gracias a ellos, el texto teatral se convierte en una obra representada.

El Público

Para que exista verdaderamente teatro, es necesario, que la representación que
llevan a cabo los actores se haga frente a un público.
Entre los actores y el público se establece un sutil canal de comunicación
mediante el cual se transmite la aceptación o el rechazo de la interpretación. Los
aplausos o silbidos le indican al actor si la obra fue de la aceptación del público.
Elementos Secundarios del Teatro
La escenografía
Vestuario
Maquillaje
La Puesta en Escena

La Danza

La danza o baile es la acción donde se utiliza el movimiento del cuerpo al ritmo de la música que permite expresar sentimientos y emociones. Se estima que la danza fue una de las primeras manifestaciones artísticas de la historia de la humanidad.
Es importante resaltar el hecho de que la danza tiene su origen ya en la Prehistoria pues desde siempre el hombre ha tenido la necesidad de expresar sus sentimientos y no sólo a través de la comunicación verbal sino también mediante lo que sería la comunicación corporal. No obstante, en esos orígenes el ser humano recurría a la danza como parte fundamental de rituales relacionados con la fecundidad o la guerra.
Estos primeros movimientos rítmicos sirvieron igualmente para ritualizar acontecimientos importantes nacimientos, defunciones, bodas ceremonias de índole religiosa, donde la propia respiración y los latidos del corazón sirvieron para otorgar una primera cadencia a la danza.
La danza implica la interacción de diversos elementos. El movimiento del cuerpo requiere de un adecuado manejo del espacio y de nociones rítmicas. La intención del bailarín es que sus movimientos acompañen a la música. Por ejemplo: una música de ritmo lento y tranquilo requiere de pasos de danza pausados y poco estridentes. Es importante tener en cuenta que el predominio del ritmo o del uso del espacio puede variar de acuerdo a la danza en cuestión. Otros factores que exceden a la danza en sí, como la mímica, el canto, la expresión corporal también se apoyan en la vestimenta utilizada durante la danza todo esto también forman parte del baile.
Muchos son los tipos y géneros de danza que existen. Los cuales podemos dividirlos en tres grandes grupos:
Danzas tradicionales y folklóricas. En este caso, bajo dicha denominación se encuentran aquellas que son fruto de la cultura popular de una población y que se entienden como parte fundamental de su riqueza etnográfica. Entre los mismos se hallan el flamenco, el tango, la danza árabe o los llamados bailes de salón.
Danzas clásicas. Desde tiempos inmemoriales hasta nuestros días se practican este tipo de danzas que se identifican por el hecho de que quienes las llevan a cabo a cabo realizan movimientos ligeros, armoniosos y perfectamente coordinados. Dentro de esta categoría se incluyen la danza medieval o el ballet, entre otros.
Danzas modernas. Los jóvenes son los que practican y desarrollan este tipo de danzas que, en muchos casos, llevan asociadas una manera de entender la vida e incluso de vestir. Entre las mismas se encuentran el breakdance, el popping, el funky, el jumpstyle, el moonwalk o incluso el rock and roll.
La danza se compone de diversos elementos básicos que se interrelacionan, logrando transmitir emociones al público y para el mismo bailarín.
Movimiento
Ritmo
Expresión corporal
Espacio
Estilo
Es importante destacar que de acuerdo al tipo y género de baile, se acentuará el uso de uno u otro elemento. Dentro del baile se van creando nuevos géneros y variantes de esta forma se van diversificando.

Ópera, el arte de las Emociones

La ópera es un arte total en el que confluyen la música, el canto, la poesía, las
artes plásticas y, en ocasiones, la danza.
Ópera (del italiano opera, ‘obra musical’) Es un género de música teatral en el que
una acción escénica se armoniza, se canta y tiene acompañamiento instrumental.
En cada obra todos los componentes de la ópera combinan su expresividad y
belleza. Esta compleja alquimia hace que cada función sea un espectáculo
extraordinario, monopolizando la vista, el oído, la imaginación y la sensibilidad del
público, en el que todas las pasiones humanas están en juego.
La ópera se difundió rápidamente por toda Italia. El principal centro italiano
durante la mitad y finales del siglo XVII fue Venecia. El siguiente en importancia
era Roma, donde por primera vez se hacía una clara diferenciación entre los
estilos cantantes del aria (usados para reflejar las emociones) y el recitativo (que
proviene de la monodia y se utiliza para presentar información y diálogos). El
público veneciano prefería las exuberantes puestas en escena y los efectos
visuales espectaculares como eran las tormentas o los dioses que descendían del
cielo.
Algunos géneros de teatro musical están estrechamente relacionados con la
ópera, como son la zarzuela española, el singspiel alemán, la opereta vienesa,
la opéra-comique francesa, el musical inglés y estadounidense. Cada una de
estas variantes del teatro musical tiene sus características propias, sin que tales
sean privativas. En la ópera, como en varios otros géneros del teatro musical, se
une:
● La música (orquesta, solistas, coro y director)
● La poesía (por medio del libreto)
● Las artes escénicas, en especial la actuación, el ballet y la danza
● Las artes escenográficas (pintura, artes plásticas, decoración, arquitectura)
● La iluminación y otros efectos escénicos
● El maquillaje y los vestuarios

La ópera se suele diferenciar de los otros géneros de teatro musical aceptándose
que, a diferencia de ellos, la ópera es una representación completamente
acompañada por música.
Cuando se habla de ópera, es imposible pasar por alto el concepto de diva, así
como de su versión masculina, divo. Estos términos han estado ligados a
la cultura operística desde hace ya mucho tiempo, distorsionando
considerablemente la esencia de esta forma de arte, que es sin lugar a dudas la
música.
Opuesto a lo que muchos creen, la ópera ha atravesado momentos de gran fama
a nivel popular, generando fanatismos y rivalidades equivalentes, sino de mayor
intensidad, a los que se dan en la actualidad con los géneros más vigentes.
La ópera no admite equivocaciones, por pequeñas que sean; una leve
desafinación o la decisión a último momento de evitar una nota aguda son
consideradas deshonras, insultos, y generan una inevitable y
lamentable reacción por parte de la audiencia: el abucheo.
Tan lamentable y tan predecible como el aplauso inmerecido que recibe una
superestrella por parte de sus fanáticos, sin importar lo que haga; estas personas
predilectas sí pueden desafinar. En pocas palabras, la cultura de la ópera es tan
humana como cualquier otra.

¿Quién fue Mozart?

¿Quién fue Mozart? Joannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart mejor conocido como  más Wolfgang Amadeus Mozart, nació el nació el 27 de enero de 1756 en Salzburgo ciudad de Austria, fue un compositor y pianista, maestro del Clasicismo, es considerado  por muchos como el mayor genio musical de todos los tiempos. En su niñez más temprana en  Salzburgo, Mozart mostró…

Continue reading →